BALEARES
Valtonyc se fuga a Bélgica para evitar la entrada en la cárcel
El juez activará una orden de busca y captura contra el rapero
elmundo.es 24/05/2018 - 08:53:31

El juez activará una orden de busca y captura contra el rapero

Puigdemont le expresa «todo su afecto» y cientos de personas se concentran en Barcelona y Madrid en su apoyo

«Mañana España va a hacer el ridículo una vez más. No se lo voy a poner tan fácil, desobedecer es legítimo y obligación ante este estado fascista. Aquí no se rinde nadie». El rapero Valtonyc ya avisaba en un tuit a primera hora de la tarde que, al menos por su pie, no iba a entrar en prisión. Josep Miquel Arenas Beltrán habría abandonado el país hace semanas en dirección a Bélgica, donde aprovechará unos actos en defensa de la libertad de expresión para denunciar su caso ante Europa mientras pasa a engrosar la lista de fugados de la justicia española en el último año.

Valtonyc, condenado a tres años y medio de prisión por delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias a la corona y amenazas, debía ingresar hoy en la cárcel de Palma al finalizar el plazo de diez días fijado por la Audiencia Nacional. Sin embargo, desde los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se barruntaba desde hacía días que el rapero podría haber huido al extranjero. Al no haber sido decretada ninguna medida cautelar en ese sentido, Valtonyc disfrutaba libertad de movimiento hasta la fecha de su entrada en prisión. La televisión pública catalana TV3 avanzaba por la tarde que el rapero había huido a Bélgica, según palabras del entorno del propio cantante.

«Mañana es el día. Van a tumbar la puerta de mi casa para meterme en la cárcel. Por unas canciones». Así se expresaba Arenas en el mismo tuit en el que advertía de que sus planes no pasaban por personarse hoy en la penitenciaria. Semanas antes, se habían ido acumulando indicios que han apuntalado las sospechas de Policía Nacional y Guardia Civil. El rapero ha estado ausente en diversos actos sobre libertad de expresión celebrados recientemente y algunos familiares directos habían asegurado que, al menos desde el pasado lunes, desconocían su paradero actual. También había dejado su puesto de trabajo en una empresa de distribución agroalimentaria.

Por otra parte funcionarios de los juzgados llevan varios días personándose en su domicilio para entregarle en mano el requerimiento para el pago de los 3.000 euros que la sentencia le obligaba a pagar a Jorge Campos, el denunciante y objeto de algunas de las amenazas del rapero incluidas en sus canciones. Sin éxito: Valtonyc no estaba allí.

Policía y Guardia Civil albergan sospechas de que el plan de huida de Valtonyc se habría activado justo con la orden de la Audiencia Nacional para su entrada en prisión, hace hoy diez días. Por otra parte, el rapero informaba a través de Twitter hace unos días que tenía más billetes de avión a su nombre que simpatizantes habían adquirido como muestra de apoyo y para «trolear» a la Policía en el caso de que estuvieran siguiéndole la pista.

Previsiblemente, la autoridad judicial competente emitirá una orden de búsqueda y captura a todas las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado al expirar el plazo establecido sin que se produzca el ingreso voluntario en prisión del rapero.

Valtonyc aprovechará el marco que le brinda la jornada organizada hoy frente al Parlamento Europeo de Bruselas contra los ataques a la libertad de expresión. El acto, Attacks on Freedom of Speech and the Press in Europe, corre a cargo del grupo Verdes-ALE (Alianza Libre Europea) y está coordinado por la eurodiputada del BNG, Ana Miranda. Se espera también que cuente con la presencia del rapero.

La huida del cantante desató una cascada de reacciones en los ámbitos político y social. Una de las más comentadas fue la del ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, quien expresó ayer «todo su afecto» y «suerte» al rapero. En su cuenta de Twitter, Puigdemont, que también huyó a Bélgica y que actualmente se encuentra en Berlín, dirigía este mensaje: «Todo mi afecto por una decisión difícil en el ámbito personal pero que te permite continuar defendiendo valores y libertades fundamentales, sin las cuales no hay democracia». Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Juan Carlos Girauta, se refirió al rapero también en Twitter como «valiente para delinquir, cobarde para asumir las consecuencias».

Mientras, cerca de un centenar de personas se concentraban por la noche en la Puerta del Sol en apoyo al cantante coreando consignas como «libertad de expresión sin pasar por prisión» y «libertad presos políticos». En una de las pancartas se podía leer «Jorge Campos se merece una bomba nuclear», precisamente una de las líneas que le valieron la condena a Valtonyc. Unas 300 personas se concentraron también en la Plaza Sant Jaume de Barcelona.

Por último, el PP de Inca criticó la cesión del Claustro de Sant Domingo de Inca para acoger un homenaje de la Obra Cultura Balear (OCB) al rapero, a quien pretenden otorgar el Premio Pau Casesnoves. El portavoz de los populares en el Ayuntamiento, Rafa Torres, denunció que «una institución no ha de ceder nunca un espacio público a alguien que desea la muerte de un guardia civil o quien sea» e instó al alcalde del PSOE, Virgili Moreno, a que «recapacite y lo desautorice».

Jorge Campos: «Nosotros pedimos al juez medidas cautelares desde el minuto uno: es una vergüenza»

Jorge Campos, presidente de Actúa Baleares y responsable de la denuncia contra Valtonyc, lamentó que finalmente se haya consumado una fuga de la que él mismo advirtió a los jueces. «Si al final se confirma que se ha fugado es una vergüenza: esto es un país de charanga y pandereta». Campos remarcó que tras la sentencia habían pedido incluso el ingreso inmediato en prisión del rapero, o en su defecto, la retirada del pasaporte para evitar una huida como la que se ha acabado produciendo. «Nosotros pedimos medidas cautelares desde el minuto uno». El propio Campos interpuso la pasada semana otra denuncia contra el cantante por animar a la audiencia de uno de los conciertos de su gira de despedida a «matar a un puto guardia civil». Las principales asociaciones de guardias civiles han seguido sus mismos pasos presentando sus propias denuncias.


Reciente
Visto
Comentado