Con el ADN para identificar los excrementos dejados en la calle.
El Ayuntamiento de Son Servera pone en marcha un censo canino mediante patrón de ADN para identificar los excrementos dejados en la calle
El regidor de Medio Ambiente, Miquel Espases, valora el proyecto muy positivamente y lo considera un proyecto "innovador y con buenos resultados en otros lugares y que nos permitirá mantener nuestras calles limpias.
AGENCIA MANACORNOTICIAS 29/03/2019 - 06:40:00
Un proyecto que pretende dar respuesta a los problemas de suciedad y de incivismo provocados por los excrementos de los canes en los espacios públicos del municipio.

El Ayuntamiento de Son Servera pone en marcha un censo canino mediante patrón de ADN para identificar los excrementos dejados en la calle. Este proyecto crea un perfil genético del animal y permite la localización casi inmediata de su propietario. El Ayuntamiento de Son Servera ha aprobado mediante una ordenanza municipal la implantación del programa ADN can. Un proyecto que pretende dar respuesta a los problemas de suciedad y de incivismo provocados por los excrementos de los canes en los espacios públicos del municipio.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente, impulsora del proyecto, se hará primero una campaña de información y concienciación a la ciudadanía que ha empezado este viernes y se alargará tres meses. En este tiempo se harán charlas informativas, se repartirán folletos y se formará al personal municipal. Pasados estos meses, se empezará a crear una base de datos con los perfiles genéticos de los perros del municipio. Todos los propietarios tendrán que llevar su animal al veterinario, el cuál, con saliva o sangre del animal, irá registrando los datos que permitirán crear este censo.

Esta medida, que afecta todos los canes del término municipal, pretende poder identificar los propietarios de los animales en caso de abandono o de pérdida, así como, especialmente..

Una vez registrado, el can se recibirá una chapa identificativa que permitirá confirmar que ha cumplido con la regulación y está censado. En el caso de no estar identificado, el Ayuntamiento fijará un plazo de tres días para hacerlo, antes de sancionar el propietario. Esta medida, que afecta todos los canes del término municipal, pretende poder identificar los propietarios de los animales en caso de abandono o de pérdida, así como, especialmente, a la hora de recoger defecacions en espacios públicos para poner así fin a esta problemática. El incumplimiento de esta ordenanza podrá tener sanciones de hasta 150 euros.

A todo esto hay que añadir que la normativa también regula la obligatoriedad de llevar agua cada vez que se salga con el animal para escurrir el exceso de orina y de excrementos que puedan ensuciar la vía pública. El regidor de Medio Ambiente, Miquel Espases, valora el proyecto muy positivamente y lo considera un proyecto "innovador y con buenos resultados en otros lugares y que nos permitirá mantener nuestras calles limpias y a la vez ayudará los propietarios a recuperar su animal en caso de pérdida o robo."

¿Te ha parecido interesante la noticia?

 Sí  No
Reciente
Visto
Comentado


2
1
Manuel Rosas Serra
Puede ser positivo Habra que valorar resultados , costes y recaudación "real" por las multas impuestas.
nati
me parece muy bien, en manacor hay que hacer lo mismo.